viernes, 1 de enero de 2016

Ese algo.

Las expectativas son ese algo intangible que nos hace caer aun más al fondo cuando nos damos cuando de lo poco etéreo que es y será nunca.
Es ese algo que en un segundo te eleva un universo de posibilidades y lo rompe todo sin esforzarse demasiado. Son momentos egoístas en los que arraigamos un pequeño trozo de felicidad, sabiendo aun así que seguramente será momentáneo y que después solo nos queda un caos de dudas y tristezas por que al fin y al cabo, cuando hay expectativas nunca son bajas,
Tendemos a ser pobres salvo en eso, que cada uno decide lo millonario que es, que no frena en inversiones y que cae en picado cuando toda esa riqueza cae por su propio peso y es cuando nos damos cuentas, de que las expectativas son ese algo de ilusos, de masocas de mentes que escapan de sus ataduras en un momento de descuido, esa adrenalina que se nos acumula en las mejillas y nos dice, sonríe y se feliz este preciso instante en que estás por su puesto soñando.
Desgraciadamente las expectativas son ese algo que nunca se hace realidad,como los sueños, nunca me he despertado volando a pesar de haberlo soñado un sin fin de veces, cuanto más alto quería volar mas bajaba, en definitiva expectativas.

Mis expectativas eran ya de por si bajas y aun así no podían cumplirse.


Al final os estas demasiado cuerdo para vivir en paz en una constante tristeza que te hace ver que soñar no ayuda , que no es bueno y que no alcanzas nada con eso o estás tan loco que puedes vivir en el frenesí continuo de las expectativas constantes y ser feliz solo con eso.
Aunque nunca se cumplan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario