jueves, 22 de enero de 2015

A la basura, me va tocando sacarla a la calle.

Ya está, ¿cuántas veces vas a aprender la misma lección?
las sonrisas no valen nada, las palabras menos aun,  no mires a los ojos, por que no te dirán nada, y desde luego no cojas la mano que te ofrecen, por que te soltarán y en el peor momento posible.
 Ya debería saber , que confiar en los hombres es un caso perdido, que incluso los que alardean de amistad han pensado en cuantas formas te follarian y hasta donde  te la meterían.
Amistad? ja.
 Da igual creer que un hombre es amable contigo por que, ¿le gustas? No solo como mujer, si no como ser humano, ¡Qué va!  lo único que ven de persona en ti son todos los agujeros que tienes y las tetazas que te gastas.
 Soy acaso eso para los hombres nada más?
¿tetas?
¿tetas y caderas? No hay un solo tío que se junte conmigo, que no me haya mencionado , sexo o  el morbo que produzco.
¿por qué no puedes tratarme como una persona mas? ¿ por qué no puedo gustarte como mujer independientemente de mis tetas? ¿por qué parece que te juntas conmigo para conseguir follarme  y luego te vas?
 No crees un vínculo afectivo que no quieres alargar, no seas hipócrita, no me mientas a la cara, si me tuvieras delante los ojos no me mirarían ami, mirarían  mis tetas.
Creía que eras una persona diferente, que ciega soy, que absurda puedo llegar   a desmostrar ser.
Una decepción más. Pero es mi culpa por confíar en los hombres.
 Llegué a pensar, en darte la mano  y confiar un poco en ti, y de hecho lo hice, si no esta entrada sería inexistente, tanto como todos los capullos que se han querido aprovechar de mi, o lo han hecho por que estoy imbécil.
Destrozáis entre todo lo que queda de confianza en las personas, uno a uno, rompiendo poco a poco más mi corazón. Llegará un día en el que no  me  pueda permitir, darle nada a nadie.


De verdad, que pensé que no eras un gilipollas más.



No hay comentarios:

Publicar un comentario