domingo, 15 de junio de 2014

Solía volar

Solia ser esa chica risueña que un día dejó de volar para comenzar a caminar y se dio cuenta de lo duro que es andar descalza cuando volando nada heria sus pies al hacer su camino.
Elegiste la libertad  de lo cielos ante la opresión del suelo.
Elegiste sonreirle a las nubes y sentir el viento en la cara en vez de las piedras del suelo y el olor a cemento, pero te toco despertar  y aterrizar, por que en las alturas se vive a gusto pero la soledad no acompaña el alma y la madurez se logra con las marcas de la vida y solo caminando aprendes a soportar las heridas de tu vida.
La chica decidió que tanto en el cielo como en el suelo ella quería ser libre, quería sentir el dolor real, quería aliviarse cuando sus pies sintieran el agua, quería vivir pero sobre todo quería vivir libre,  a su manera.
Va a ser duro "lo sé"
Va a doler "lo sé"
No van  a entender que prefieras andar descalza y herirte los pies para sentir la hierba y el agua alguna vez por que no todo son piedras al andar , y no ente deran  que no uszapatos "lo se"
sabes y  si te caes se reirán
"lo se"
sabes que si pueden pisarte, te pisarán no?
"lo se"
sabes lo que también se?
que cuanto más saboreas el dolor mas agradeces la calma
que cuanto más escuecen las heridas mas agradeces el agua
que si te caes alguien te dará la mano
que las cicatrices son señales del alma
que todo empieza por que todo acaba
Por eso esta niña decidió no volar más  y caminar, por que en las nube se esta bien pero no se vive de  verdad.
Un día volverá a ser esa niña que sonreía a la vida pero aun le quedan muchos pasos que dar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario