sábado, 10 de mayo de 2014

reflexiones de recien acostada

A veces me despierto estirada en la cama, miro alrededor y me encojo para seguir durmiendo. Otras me levanto desganada, otras simplemente me dedico a pensar  en lo pequeña que soy y lo grande y vacia que siento la cama.
me pasa bastante a menudo que me encuentro ensimismada en la ducha dejando el agua caer sin mas, que añoro sonreirle a alguien sin un motivo necesario o un abrazo justificiado.  Acurrucarme en los brazos de otra persona y ya, sin mas.
 el olor del cafe recien hecho me duce que arriba , que ya es otro día y la niña pequeña que llevo dentro remolonea sin ganas de nada.
Llevaba bastante tiempo sin soñar nada, abría los ojos, intentaba acordarme... pero nada . Vaya lata acordarme de soñar me dice mi yo niña desde los adentros, dicen que  no soñar es sintoma de preocupaciones pero yo dormia tranquila, ahora me revuelvo entre la manta sin parar de pensar.
No le des vueltas a nada,  la niña dice :" si no lo veo no es real"  asique con el permiso del  cafe que me reclama, cierro los ojo las sabanas me llaman, buenas noches.

No hay comentarios:

Publicar un comentario