jueves, 8 de agosto de 2013

Hoy por hoy no.

Desde ayer llevo intentando no tocar el móvil demasiado.
No estoy dispuesta a que mis planes cambien por nadie.
Las cosas pasarán si deben pasar, pero ahora? no ahora no.
Quiero centrarme en mi y mi vida y no sé, cada día veo una contra más.
 Ahora no estoy lista para  X cosas en mi vida que no sea yo.
No estoy preparada para miedos, inseguridades.
Ni si quiera estoy lista para sentir nada por nadie importante que pase de un mero gustar.
No tengo la intención de jugármela de nuevo, ya supuse que me pasaría.
Este año de mi vida lo he pasado realmente mal y hasta hace muy poco como quien dice no he conseguido levantar la cabeza y sentirme bien conmigo misma y levantarme de la cama sin ganas de darme de cabezazos contra las paredes de mi casa.
Ahora que es cuando me he podido recuperar del último palo que recibí no voy a arriesgarme a que la tranquilidad me dure tan poco...
Por supuesto que reconozco que lo que tengo es un pavor impresionante a sufrir de nuevo. ¿Pero quién quiere pasarse la vida sufriendo?
No confío en las relaciones de pareja, antes apostaba todo en ella, y sé que el día en que vuelva a tener una lo volveré a hacer como siempre, pero ahora no confío en los hombres, casi no confío en las personas en general, como para confiar en palabras como
Siempre, te quiero, tu, amo, o nunca.
Las palabras se quedan vacías en muchas ocasiones.
Yo puedo coger un libro, abrirlo por cualquier pagina y ponerme a leer en voz alta, y no significará nada si no sé que lo que hablo ni sé que quieren decir esos párrafos.
Yo siempre he sido de las que  se lanzan a la piscina sin mirar como está. Siempre he sido de las que dan el 1º paso, y de las que abren la boca primero, pero ahora y tras estos meses, no puedo.
Y sentirme paralizada me supera, me vuelve impotente, y la impotencia me desquicia y desquiciarme me asusta y asustarme me paraliza y así volvemos a empezar.
Me gustaría volver a sentir la seguridad en mi misma que me  hacía pensar que podía comerme el mundo sola y que nadie iba a hacerme daño si yo no se lo permitía, pero en esta última relación deje mi vulnerabilidad al descubierto totalmente, me entregué como en ninguna, y me enamoré como nunca, y ahora que he comprobado lo que es un buen golpe al corazón, no quiero repetirlo y no sé si alguien, se merece compartir sus sentimientos con una persona que por miedo, con o sin excusas no va a entregarse del todo de momento.
 No quiero que me hagan daño pero tampoco quiero hacérselo a nadie.
 Véis?  no estoy preparada, para que volviera a intentarlo dentro de este mismo año o el siguiente creo que la otra persona en cuestión debería tener paciencia y  demostrarme demasiadas cosas.
No quiere decir que no quiera volverme a sentir querida, significa que no quiero volverme a sentir mal.
 Las cosas pasarán como deban pasar. Pero hoy me siento así.
Como me alegro de que solo 3 o 4 personas pueden leerme. XD
Me despido ya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario