viernes, 7 de junio de 2013

Sobre mi

Siempre he creído que mi cabezonería la heredé de la soledad. MI única compañera día a día además de esta ha sido mi hermana, desde que recuerdo hemos estado unida peleando contra toda la mierda que la vida ha decidido que viviéramos. Siempre me pregunté de pequeña por que nos había tocado a nosotras, por que tantas cosas juntas? De pequeña y de no tanto me he preguntado un millón de veces por que si habiendo tantas personas en la tierra, y siendo dos niñas, nos tuvieron que tocar todos los sujetos de nuestra familia defectuosos a nosotras. Por que si teníamos dos padres ninguno se esforzaba realmente por nosotras, y por que teniendo dos abuelos tuvo que morir la única persona de mi familia que realmente nos quería y se preocupaba por mi hermana y por mi. Y por duro y frío que suene siempre me pregunté por que murió ella y no cualquier otra persona de mi familia que, sin duda ha demostrado desde que recuerdo no habernos querido ...no al menos lo suficiente. A día de hoy cuando miro mi vida, no veo haber logrado nada en realidad, y no veo más que malos recuerdos en mi infancia. Creo que tengo una hermana por que si no la hubiera tenido, me habría vuelto loca, y creo que el destino existe de verdad, y el karma. Creo que me tocó una compañera de por vida por que me iban a venir demasiadas cosas que vivir malas como para digerirlas una sola persona, y creo que por eso somos hermanas. Cuando nos miro, veo integridad, moralidad, sinceridad, paciencia y cariño en dos personas que deberían sentir únicamente hostilidad por el mundo y las personas que las rodean, y sonrío, quizás entre lagrimas muchas veces, pero sonrío, por que si bien material no tenemos nada, tenemos una personalidad abrumadora y unas ganas de salir adelante que no las machacan los años ni las malas experiencias, por que queremos progresar como muchas personas no imaginan y por que podemos entender tantas cosas desde que éramos pequeñas que el día en que podamos valernos por nosotras mismas, nos comeremos el mundo. Hemos pasado por tantas cosas que creo que el día de mañana solo nos queda ser felices. Creo que hemos decidido enriquecernos como personas, y lo hemos hecho solas, desde pequeñas, y que desde luego, si hay algo que define el destino de cada persona, nuestras vidas han sido vividas para tras pasar por todo esto tener éxito, por que así es el karma. Nunca hemos tenido el cariño de dos padres unidos, ni el de uno constante si quiera, ni el de ninguno de nuestra familia, no hemos tenido objetos materiales, ni consolas, ni juguetes, ni ropa de moda, ni paga, ni reyes en condiciones casi nunca, ni cumpleaños celebrados, y por no tener, de pequeñas no teníamos amigos casi... ese tiempo en el que hemos vivido solas contra el mundo, lo hemos dedicado a conocernos y valorar lo que nos viene, ya sea en pequeñas o grandes dosis. Si yo se coser, si ella sabe cocinas, si sabemos hacer casi cualquier cosa que nos proponemos es por que desde pequeñas nos hemos valido por nosotras mismas. Estoy orgullosa de lo poco que tengo y de quien soy, estoy orgullosa de mi hermana y estoy orgullosa de mi carácter. Estoy orgullosa de valorar y apreciar a las personas lo que no me han valorado y apreciado a mi de pequeña, y sobre todo estoy orgullosa por que si soy como soy y soy quien soy, lo soy por mi, y por nadie más. Por que nadie me enseño a ser buena persona, a que algunas cosas están mal, y otras bien, nadie me enseño a valorar a los que me rodean. ni a ser generosa con mis amigos cuando tengo algo, por poco que sea, mis padres y profesores han sido los años, las experiencias y la vida. Las caídas y las derrotas, los momentos en los que entre lagrimas me he levantado sola o con mi hermana, los momentos en los que no nos hacía falta nada ni nadie para sobrevivir. Mi familia hemos sido ella y yo siempre. EL resto sobra. Ahora que tengo casi 23 años, y empiezo a vivir por 1º vez, puedo levantar la cabeza y decir, que todo lo que sé, lo aprendí de mi.
Y como esta canción me ha acompañado en momento muy buenos de mi vida, la dejo puesta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario